La partida

Santurce

Puerto de Santurce, 1937

  • 13 de junio, 1937
  • 4.330 niñas/niños, embarcados en Santurce junto con auxiliares, educadores, maestras, médicos, etc. con destino al puerto francés de Pauillac. Desde el puerto francés, 1.475 niñas/os embarcan hacia Leningrado en el carguero Sontay, de bandera francesa y con tripulación oriental procedente de las colonias.
  • Devillard, M. J.; Pazos, Álvaro; Castillo, Susana; Medina, Nuria (2001), en Los niños españoles en la URSS (1937-1997): narración y memoria. Editorial Ariel, señalan un total de 1.315 niñas/os embarcados en Pauillac con destino a Leningrado.
    • Vizcaya: 1.055 (700 de Bilbao)
    • Guipúzcoa: 250 (188 de Donosti/San Sebastián)
    • Álava: 10 (aproximadamente)
  • Pardo San Gil, Juan (2008) en Euzkadiko Gudontzidia. La Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi (1936-39), señalan el 16 de junio de 1937 como día de partida: “El mercante francés Sontay sale de Pauillac en dirección a Leningrado conduciendo 1.494 (?) niños vascos transbordados del Habana dos días antes. El 22, llegará a Leningrado“. (En Donostia-San Sebastián: Untzi Museoa-Museo Naval, 2008)

_________

Diario “El Gran Eco del Norte” (Lille, Francia), 30 de junio de 1.937.

“Para acompañar a estos desafortunados niños, muchos de ellos huérfanos, ochenta y tres mujeres jóvenes y también enfermeras obtuvieron plaza en el buque de carga mixto. Algunas de ellas se habían comprometido a quedarse con los niños en Rusia; las demás estaban indecisas. Treinta y ocho de ellas, al menos, se negaron a desembarcar en el puerto soviético, no queriendo intentar la aventura ni asumir el riesgo de no volver pronto a España. A pesar de las persistentes invitaciones que recibieron, se negaron obstinadamente a abandonar la nave”

Relacionado: “Tres recortes de prensa“. Artículo en nuestra web sobre las partidas de El Musel y de Santurce.

Buque Sontay

Arriba: buque Sontay.

Buque Habana

Arriba: buque Habana.

El “Habana” fue botado con el nombre de Alfonso XIII durante su reinado, y tres años después, con la supresión de la monarquía, se le puso el nombre “Habana”.  En aquella época estaba considerado como un buque de alto nivel y sus camarotes no envidiaban a los del Titanic. No obstante, terminó siendo un buque de carga.

Abajo: Ancla del “Habana” en el Museo de Anclas de Salinas, Asturias.

Ancla del "Habana" en el Museo de Anclas de Salinas, Asturias.

El embarque

  • 13 de junio, 1937
  • En los periódicos se publicaban los listados con las referencias del numero de registro consignado en las cartulinas individuales.
  • De cada niña/o quedaba un registro donde los padres o tutores inscribían a sus hijos, indicando el país que preferían como destino o señalando, en algunos casos, “a donde se pueda”.
  • En los periódicos vascos se publicaron los horarios de trenes especiales, desde Bilbao hasta Portugalete, para que se desplazasen los niños acompañados por sus familiares. En Portugalete se despedirían de las familias y serían transportados hasta al puerto exterior, en Santurce, donde se había dispuesto una gran carpa para organizar el embarque, junto con los responsables de cada grupo. Estaba prevista la presencia de un auxiliar por cada 40 niños.
  • El embarque tiene lugar la madrugada del 13 de junio, a escasos días de la caída de Bilbao, y como en el caso de Gijón, en medio de bombardeos. La expedición fue organizada por el Socorro Rojo Internacional y partió en el Habana, que había llegado a Bilbao por la mañana y aguardó hasta la noche para el embarque de los niños.

    “Los camiones repletos de niños habían ido llegando al puerto y aguardaron igualmente la noche mientras los chatos (cazas de fabricación soviética empleada por la aviación republicana) patrullaban el cielo. Al oscurecer comenzó la identificación de los niños con las listas de inscritos y se les fue entregando una tarjeta personal que se prendía a la ropa. El recuento terminó a las cinco de la madrugada y el barco zarpó poco después para Burdeos. Embarcaron un sábado por la noche y llegaron a Burdeos el lunes por la tarde, desembarcando el grupo de niños/as que iba a quedarse en Francia. Los demás fueron reembarcados al día siguiente, hacia las siete de la tarde, en el buque francés Sontay, para continuar viaje. Este barco, que normalmente hacía la ruta entre Francia y su principal colonia asiática, Indochina, fue alquilado por el gobierno republicano para hacer esta evacuación, llegando a Leningrado el día 22 de junio“.  (Blog de historia local de Santurce).

  • No conocemos los listados de trasbordo entre el Habana y el Sontay, en el puerto francés de Pauillac. Sí hay constancia, por parte de las autoridades portuarias de este enclave,  de instrucciones recibidas de la prefectura de policía de París indicando que todos los documentos referentes a los refugiados españoles debían ser enviados a las dependencias centrales de la capital.
Ficha de la persona evacuada

Ficha del niño/a evacuada

Tarjeta individual para la asignación de destino.

Arriba: cartulina identifitiva de destino.

Abajo: Reseña en prensa de la salida.

Reseña en prensa de la partida.

Niños aguardando el embarque. En el niño de la izquierda, de pie, puede observarse el hexágono de cartulina identificando el destino.

La evacuación desde el País Vasco

Los barcos que partieron con refugiados desde la costa vasca lo hicieron bajo bandera de la Cruz Roja, determinada por la custodia de los barcos ingleses y franceses que acompañaban a los evacuados.

La organización de los embarques desde el País Vasco fue diferente a la de otras partidas, así como en la selección de los destinos de cada niño o colectivo. Aunque con algunas irregularidades debidas al volumen de embarcados y a la urgencia impuesta en más de una ocasión por los bombardeos, la evacuación desde Euskadi supuso una actividad de gran impacto. Diveros departamentos gubernamentales intervinieron: Asistencia Social en la elaboración de listas y nombramientos; Cultura en lo relativo al personal pedagógico y auxiliares. Sanidad en vacunaciones, tallaje y pesado de los niños y en la atención durante el viaje. El Departamento de Gobernación tramitó pasaportes, fechas de embarque y de ingreso en los países de destino. Hacienda instruyó sobre moneda necesaria y cantidades, aunque por encima de todos ellos, el Departamento de Asistencia Social asumió la coordinación y responsabilidad general. Este departamento fue el encargado de proporcionar a los niños libros de texto, así como obras clásicas e históricas en castellano, intentando continuar los planes de estudio y formación regladas. La preocupación tuvo continuidad a lo largo del exilio, pues el Ministerio de Instrucción Publica soviético promovió la edición de muchos libros en idioma español.

Los niños salieron con la debida autorización de los padres. Los padres y familiares, aunque no podían conocer de antemano el lugar exacto de destino, ni el tiempo preciso fuera del país, podían decidir y decidían libremente la salida de sus hijos, bajo las garantías de la organización. La prensa y la radio mantenían permanentemente informados a todos acerca de cuantas expediciones se estaban organizando, Entre las varias condiciones que se exigían para viajar al extranjero, el requisito de la edad era muy importante y estaba muy vigilado

Fuente: Arrien Berrojaechevarria, Gregorio y Goiogana Mendiguren, Iñaki (2002): El primer exilio de los vascos. Cataluña 1936-1939.

Blog de historia local de Santurce

Santurtzi Historian zehar

LA EVACUACIÓN DE LOS NIÑOS DE LA GUERRA (1.ª parte)
10/05/2017 por Jon

LA EVACUACIÓN DE LOS NIÑOS DE LA GUERRA (2.ª parte)
11/05/2017 por Jon

Fuente: Santurtzi Historian zehar
Blog de Genealogía, Heráldica e Historia local

El Habana

“El vapor Habana, originalmente bautizado como Alfonso XIII, fue en el momento de su construcción el buque más grande construido en España, con unas dimensiones de 146 metros de eslora por casi 17 de manga. Con un presupuesto de 10 millones de pesetas de la época, que luego se dispararon hasta los 37 millones, la quilla del buque se colocó el 27 de abril de 1916 en el astillero que la Sociedad Española de Construcción Naval poseía en Sestao, La Naval, para la Compañía Transatlántica Española.

Su casco estaba hecho de hierro unido mediante remaches, y en su interior dos turbinas de vapor Parsons hacían girar dos hélices que permitían al buque alcanzar los 19,5 nudos de velocidad. Su capacidad de pasaje era de algo más de 2.000 pasajeros, repartidos entre la Primera Clase (245), Segunda Clase (82), Tercera Clase (148) y 1.589 emigrantes o tropa, además de los 245 tripulantes que manejaban el barco y atendían a la tripulación.” (Los buques de refugiados de la Segunda República (I): el Habana, de Juan A. Oliveira, 16 oct 2018, en el blog “Va de barcos”)

“El vapor Habana, el majestuoso ex Alfonso XIII, se encontraba en Bilbao pasando la reglamentaria recorrida de fin de viaje antes de iniciar el siguiente, cuando comenzó la desdichada guerra civil española. Estaba al mando el capitán Jesús Marroquín Valladares, llevando de oficiales de puente a Roberto Fano, Eulogio Onzáin y José Andonegui, quienes junto a otros miembros de la tripulación abandonaron el barco en el puerto bilbaíno, ya que desde algunas semanas antes, el buque había pasado a manos del comité revolucionario. Solo quedaron a bordo los maquinistas, el sobrecargo y un telegrafista, permaneciendo fondeado en aguas de Nervión, para más tarde ser requisado como alojamiento de los refugiados de Guipúzcoa, realizando además otros servicios como la evacuación del personal civil de Vizcaya, la mayoría con destino a puertos franceses. En julio de 1937 quedó amarrado en Burdeos hasta el final de la contienda y Trasatlántica no pudo volver a hacerse cargo del buque hasta después de la guerra. El 5 de abril de 1939 se izó la bandera nacional y zarpó con destino a Bilbao para proceder a su reparación en los astilleros de la Naval de Sestao, produciéndose durante los trabajos un devastador incendio, con toda seguridad provocado, que destruyó totalmente la acomodación del pasaje. Posteriormente fue convertido en buque de carga y pocos años más tarde, es nuevamente transformado esta vez en mixto de carga y pasaje.”  (Recuerdos del pasado (VII). 1948. Trasatlántica, Embajadora en México amigo, de Manuel Marrero en el blog “De la mar y los barcos”)

____________

Relacionado: La historia del vapor “Habana” en el Blog de historia local de Santurce (Jon, 06/05/2017, Jon)

Buque Habana
Buque Sontay

Los buques “Habana”, en la primera de las imágenes, y el Sontay, en la segunda.