Establecimiento de Christian Dior, en París

Establecimiento de Christian Dior, en París.

Ago 23, 2020

Buchenwald y Christian Dior

малина *

Buchenwald y Christian Dior.

Recuerdo que cuando era una adolescente, venía un matrimonio a visitar a mis padres. La visita me encantaba. Venían de París en un Mercedes último modelo con regalos para todos. Era el año 1963 y no era tan corriente ver un coche así en un barrio de Madrid, además con matrícula de Francia. Como mi casa quedaba frente a un bar, salían algunas personas a ver el Mercedes.

El matrimonio que nos visitaba era muy querido por mis padres. Hasta que no fui una adulta de verdad, no me enteré de la historia de la pareja.

Los dos pertenecieron al PCE durante la Guerra Civil y, ya al final de la contienda, quedaron separados por sus obligaciones. El cruzó los Pirineos y fue a parar a un campo de concentración francés -no recuerdo cual- donde formó parte de una compañía de trabajo. Los militantes del PCE habían recibido la orden de no dar su nombre verdadero por si acaso. Él se puso el nombre de un compañero muerto en una batalla cuya historia conocía bien. Durante la invasión nazi, se unió a la resistencia francesa, fue hecho prisionero y terminó en el campo de concentración de Buchenwald.

Su mujer también cruzó la frontera francesa, pero quedó en otro lugar y desde allí fue llevada a la URSS. Tras mucho indagar, aceptó que su marido había muerto, al no aparecer su nombre en ningún sitio. En la U.R.S.S., durante la segunda evacuación tuvo que pasar los mismos apuros que todos, pero con un problema añadido: cuando regresaban de Ufá a Moscú, ella quedó separada del grupo y se perdió. No recuerdo si llegó a contarme el motivo; tal vez se bajó del tren y no le dio tiempo a regresar. La cuestión es que se tenía que llegar a Moscú sin dinero y casi sin hablar ruso. La mujer, modista de alta costura en España, se acercó a una “isba” y les explicó su situación a los campesinos, ofreciendo coserles algo a cambio de ayuda para poder regresar a Moscú. Y así fue de “isba” en “isba”, de “derevnia” en “derevnia”, mientras unas veces la acercaban al pueblo más cercano y otras le daban comida o algo de dinero. Finalmente llegó a Moscú, pasaron los años y la Gran Guerra terminó. Una vez instalada en Moscú, montó un taller de sastrería en el mismo edificio del Hotel Lux, con algunas operarias y otros sastres incluso. Naturalmente, el taller fue organizado por las autoridades rusas.

En 1946, le llegó una carta de la Embajada de Francia en la que se le comunicaba que su marido la estaba reclamando porque, como a tantos otros liberados de los campos de concentración y que habían luchado en la resistencia francesa, le concedieron la nacionalidad gala. La reclamaba como francés porque, como español, no podía hacer nada.

Fue complicado para ella conseguir la salida de Moscú. Además de torear al Comité Central del PCE, hubo de viajar vía Checoslovaquia y no recuerdo a qué otro país, empleando en el itinerario casi dos meses, entre permisos, visados y demás. En el libro de Carmen Parga (viuda de Tagueña) “Antes de que sea demasiado tarde” se cuenta brevemente su historia.

Al llegar a París, se encontró con su marido, pero en unas condiciones inimaginables: estaba hecho un despojo humano. De los ocho idiomas que manejaba cuando se separaron, no podía hablar ninguno. Estaba claro que necesitaba una ayuda muy importante para recuperarse y para ello se necesitaba dinero. Carmen se puso a buscar trabajo, recorriendo las calles de Paris,  intentando encontrar lo que fuera en algún taller de costura. Caminando, caminando, llegó al escaparate de Christian Dior. Se paró a mirarlo y vio un letrero pequeño que decía: “Se necesita peletera experta“.

Ella había trabajado con pieles en España. Se interesó por el trabajo y le dieron unas piezas para que las cosiera, las trajera y poder evaluarla. Cuando las llevó ya cosidas, la contrataron inmediatamente. De su sueldo, que les daba para vivir ella y su marido muy modestamente, la mayor parte iba destinada a pagar a un especialista  y recuperar el estado emocional y físico del marido. Al cabo de dos años, el estaba repuesto, hasta con los ocho idiomas. Consiguió trabajo en la UNESCO y a partir de ahí pudieron vivir holgadamente. Una vez jubilados, regresaron a España donde descansan para siempre.

Dejaron publicado un libro con sus memorias, que le encargaron a una escritora. El libro se titula “Tras un largo silencio

A los aldeanos de las “derevnias” en las que cosió Carmen, nunca les habrá pasado por la imaginación que tienen un vestido o un traje confeccionado por una modista de Christian Dior, confeccionado tal vez a cambio de dos o tres días de techo y comida.

Cosas de la vida.

Izbá en Kushálino, óblast de Tver. Imagen: Лесной Волкen Wikipedia rusa.

Izbá en Kushálino, óblast de Tver. Imagen: Лесной Волкen Wikipedia rusa.

Una izbá o isbá (en ruso, изба́, izbá) es la casa familiar campesina rusa. La isbá cuenta también con huerto, pajar y construcciones auxiliares. Estaba realizada exclusivamente en madera, como los hórreos asturianos, y el acabado de las piezas se conseguía con hacha y azuela, rellenándose las juntas con argamasa.

Una derevnia (en ruso: деревня, plural en ruso: derevni), se corresponde con el concepto de “aldea”.

Liberación del campo de Buchenwald.

El 13 de abril de 1945, fuerzas americanas liberaron el campo de concentración de Buchenwald, donde había sido recluído como prisionero el coprotagonista de este relato.

________________

 малина es colaboradora habitual de NR (один из наших).

Compartido

Memoria

Blog de María Llanos

Carmen de los Llanos, 1942.Asociación "Niños de Rusia".  Carmen, Carlos y Virgilio de los Llanos en Leningrado, antes de la Gran Guerra PatriaEl blog de María Llanos. Asociación NR. Coincidiendo con la fecha histórica de la invasión nazi de la URSS, la periodista...

leer más

Acto en Gijón. 29 de abril de 2021

Memoria y reconocimiento Gijón, 29 de abril de 2021Dmitri Sokolov, Ministro Consejero de la Embajada de Rusia en Madrid Sentida y brillante intervención en reconocimiento de los "niños y niñas españolas de Rusia": algunas de ellas fueron sus maestras.MUSEO DEL PUEBLO...

leer más