Jun 4, 2020

Leningrado I

малина *

– Abuela, ya, ¡me voy al crucero por el Báltico!

– Wau, ¿qué bien y qué ciudades vas a visitar?

– Riga, Estocolmo, Oslo, Helsinki y Leningrado, pero también habrá alguna excursión al interior en cada uno de esos países. ¿Tú que naciste en Rusia podrías contarme algo de Leningrado?

Ay, lo siento, no conozco Leningrado. Yo nací en Moscú, pero te puedo recomendar un libro que lo tengo por ahí, se titula “La aguja dorada” de Montserrat Roig. Es un libro que deberían leer todos, pero especialmente los que vayan a conocer la ciudad. Montserrat te cuenta lo que no te van a contar los guías turísticos. Podrás entender todo lo que veas con mejor comprensión. Te recomiendo dos visitas muy especialmente por lo que nos atañe a los españoles: El Palacio de Verano de los zares y la estatua de Pushkin, a poca distancia del palacio. Los dos lugares guardan unas historias especiales; esto no quiere decir que no haya muchas más cosas que ver y todas interesantes, pero esas dos son peculiares. Lo de la estatua de Pushkin porque guarda una relación con la División Azul, y el Palacio de Verano, por su salón de ámbar, que sirvió de inspiración a una escritora española, Matilde Asensi, para su libro “El salón de ámbar”.

Te cuento…

LA ESTATUA DE PUSHKIN

Se encuentra en Tsarkoye Selo, en un pequeño jardín muy cerca del Palacio de Verano. Hay esculturas de Pushkin por toda Rusia. Ésta en particular (del escultor P.P. Bach), cuando comenzó la Gran Guerra fue enterrada justo al pie de su pedestal para protegerla de los bombardeos y de una posible rapiña de los nazis. Los alemanes llegaron precisamente a ese lugar y tomaron posesión del Palacio de Verano y aunque asediaron Leningrado en un cerco despiadado no entraron en la ciudad.

Con los alemanes se encontraba un batallón de españoles de la División Azul. Ellos escogieron precisamente el jardincito donde estaba oculta la escultura de Pushkin, sin saberlo, para enterrar a sus muertos. Cuando por fin tuvieron que retirarse las tropas nazis y los rusos entraron al jardín, vieron que si hubieran enterrado a un español más habrían llegado a la escultura y con toda seguridad la hubieran vandalizado.

EL PALACIO DE VERANO

Fue ocupado por los nazis durante el cerco de Leningrado. En ese palacio había un salón forrado completamente de ámbar. Había sido la envidia de la realeza europea. Ese ámbar desapareció, evidentemente saqueado por los alemanes, pero nunca se ha podido encontrar su rastro y nunca se encontró ni un solo pedacito que perteneciera a ese salón. Pasaron muchos años de mucha gente investigando, nunca se encontró. Partiendo de este hecho, Matilde Asensi escribió su novela policíaca.

Durante años, en el Palacio de Verano había una urna donde se pedía a los visitantes que dejaran un donativo para ver si finalmente se podría reconstruir aquella joya. No recuerdo cuantos años estuvo esa urna allí, muchos… por lo menos 10. Hace unos años se alcanzó la cifra necesaria y el salón volvió a estar decorado con el mismo tipo de ámbar del Báltico, como en sus orígenes, gracias a la información de los dibujos que permanecían guardados y, naturalmente, a la cooperación de miles de personas.

*малина es el nombre elegido por una de los nuestros (один из наших), que desea iniciar un conjunto de recuerdos compartidos.

 

Anímate a participar en esta sección.

La Cámara de Ámbar en el Palacio de Catalina. Placa autocroma de 1917.

Compartido

Memoria

Timur y los Niños de la Guerra

Portada de la publicación original, en el año 1940.Arsen Ulitkin *Yo nací aquí, hijo de repatriados que volvieron en la primera expedición del Crimea en el año 56. Desde pequeño, tal vez porque mi madre era rusa, siempre me contaban cuentos rusos, me cantaban...

leer más

Kúibishev

La Casa de niños en Kúibishevмалина *Kuíbishev, I Lo bueno de la jubilación es que te puedes dedicar a lo que te dé la gana. Estoy en fase “historiadora” y como no tengo que presentar credenciales me fijo en lo que me llama la atención y que, al menos yo, desconocía....

leer más

En busca del alma rusa

Pueblo de Tarásovka.малина *En busca del "alma rusa". Nunca he oído decir a un español: "tengo el alma española"; o a un francés decir que tiene alma francesa, etc.; solamente lo he oído entre gente que tiene que ver con Rusia, siendo o no ruso. ¿Qué es el “alma...

leer más