Universidad Lomonósov, Moscú. Imagen:  I. S. Kopytov

Jul 23, 2020

Reconocido por un “Ay”

малина *

La vida tiene sorpresas increíbles; es como si hubiera unas energías flotando que hacen que ocurran unas coincidencias poco probables pero que pasan.

¿Te conté la historia de cómo un dominicano encontró a un español en un hospital ruso?

-No, al menos no lo recuerdo. 

Sabes que aquí, en República Dominicana, desde hace años había un Partido Comunista (sigue existiendo) muy activo y ofrecía becas para ir a estudiar a Rusia. La gente mas humilde, que no tenia medios para mandar a los hijos a la universidad, hacía solicitudes en unas listas de espera a ver si les tocaba. Un día, conocí a un médico dominicano que me contó la siguiente historia:

Siendo uno de los afortunados que pudo ir a estudiar a Rusia y ya graduado de médico de la universidad soviética le tocó ir a trabajar a una ciudad alejada de Moscú, no recuerdo cual me dijo. La cuestión es que un día, pasando visita a los hospitalizados, escuchó a un hombre que se quejaba quedamente diciendo:  ¡ay! ¡ay! ¡ay! 

Le llamó la atención porque los rusos cuando se quejaban decían: ¡uy! ¡uy! ¡uy!
Se acercó al hombre y le preguntó como se llamaba y se encontró con un nombre español. Continuó preguntando y resultó que era uno de los niños de la guerra.

Naturalmente se hicieron amigos y todos los días conversaban un poco en español. Lástima que ese dominicano no recordaba el nombre, esto había sucedido en los años 60 o 70.

Para que veas como por un detalle mínimo o una palabra es posible descubrir la procedencia de una persona.

QUIZÁ…

En otra ocasión, recibíamos tu abuelo y yo a un médico israelita director de un importante hospital de Nueva York que no hablaba español. 

El abuelo y ese médico estuvieron hablando un rato durante el almuerzo y en un momento este hombre se dirigió a mí por algo. Mi inglés es de andar por casa, me hago entender, pero soy consciente de que estoy muy lejos de hablarlo bien. 

Le dije algo corto y veo que este hombre da un respingo y al mismo tiempo pone una cara seria. Para mis adentros lo interpreto como que seguro que metí la pata y dije alguna inconveniencia. Y ya me estaba sintiendo sofocada cuando el hombre me pregunta; ¿de dónde es usted?. Toda cohibida le digo que soy española pero que nací en Moscú. Al hombre se le cambió la expresión a una de simpatía y al mismo tiempo de ternura, al menos así lo interpreté. Entonces nos contó la siguiente historia: 

Mi abuela es judía rusa y huyó de Rusia de uno de los pogromos** después de la segunda guerra mundial a Israel. Y cuando usted pronunció la palabra “perhaps” oí a mi abuela, ella y usted la pronuncian exactamente igual. Este médico tenía un oído muy fino evidentemente.

 малина es colaboradora habitual de NR (один из наших).

** Pogromo es una palabra rusa que en su literalidad significa “devastación”, “destrucción”. Como concepto, nombra la destrucción sistemática de una minoría, con expolio de sus bienes y aniquilación de dignidad y vida. Las comunidades judías han sido víctimas de agresiones sucesivas de tal naturaleza, pues el antisemitismo hunde sus raíces en todo tipo de geografías e historias nacionales.

Catedral de San Isaac, San Petersburgo. Por Alex “Florstein”

Pogromo contra los judíos en Francfort, 1614. Fuente: Wikipedia.

Compartido

Memoria

Blog de María Llanos

Carmen de los Llanos, 1942.Asociación "Niños de Rusia".  Carmen, Carlos y Virgilio de los Llanos en Leningrado, antes de la Gran Guerra PatriaEl blog de María Llanos. Asociación NR. Coincidiendo con la fecha histórica de la invasión nazi de la URSS, la periodista...

leer más

Acto en Gijón. 29 de abril de 2021

Memoria y reconocimiento Gijón, 29 de abril de 2021Dmitri Sokolov, Ministro Consejero de la Embajada de Rusia en Madrid Sentida y brillante intervención en reconocimiento de los "niños y niñas españolas de Rusia": algunas de ellas fueron sus maestras.MUSEO DEL PUEBLO...

leer más