Joaquín Balaguer, presidente de la República Dominicana, con Juan Carlos y Sofía. 1976. Historia Dominicana en Gráficas (Facebook)

Joaquín Balaguer, presidente de la República Dominicana, con Juan Carlos y Sofía. 1976. Fuente: Historia Dominicana en Gráficas (Facebook)

Oct 27, 2020

Sobre los interrogatorios

малина *

Consecuencias de la intervención de la CIA en los interrogatorios de los españoles repatriados.

Me gustó ver el primer capitulo de “Project Niños”. Vamos a ver qué sale en los siguientes, pero sospecho que no aparecerá toda la información, especialmente en lo referente a las consecuencias a largo plazo. Por pura casualidad fui testigo -e indirectamente afectada- veinte años después. Tal vez hubo otras situaciones parecidas, pero no las conocemos.

El tiempo pasa y todo se olvida. Por ejemplo, cuando estaba tramitando mi pensión de jubilación me llamaron de la seguridad social para preguntarme cuándo había adquirido la nacionalidad española. Estuve a punto de contarle la historia “larga”, pero me contuve. Solo dije: no he tenido otra que no fuera la española desde que nací.

En 1976 se anunció la primera visita oficial de los Reyes de España a la Republica Dominicana. Las autoridades dominicanas, ante la necesidad de dar la protección adecuada a tan importantes visitantes, solicitaron a los servicios españoles de inteligencia algún nombre o listado de personas sospechosas, para el control en sus fronteras durante la visita real. La respuesta fue que no había ningún nombre que aportar. Entonces, las autoridades dominicanas solicitaron esa ayuda a la CIA, que cuenta con un departamento de información para la seguridad internacional, y que aporta datos sobre las personas fichadas. El servicio no es gratuito, pues el coste lo determina el número de nombres aportados. No fue barato.

Ahora les cuento la versión “corta” de la consecuencia de los interrogatorios de la CIA en 1956.

Mis padres venían a visitarme con cierta frecuencia y se quedaban varios meses. Estaban jubilados y disponían de tiempo para disfrutar el buen clima de la isla. Nunca habían tenido ninguna clase de problema. Pero cuando llegaron justo en el momento de la visita de los Reyes, se encontraron con un impedimento de entrada y les comunicaron que iban a ser deportados. Naturalmente, mis padres protestaron, se negaron, invocaron los Derechos Humanos, exigieron que se les explicara el motivo. La respuesta fue un lacónico “Por haber participado en la Guerra Civil Española, y haber estado en la cárcel en 1934“. Ante lo absurdo del motivo, volvieron a indignarse y terminaron encañonados con ametralladoras cortas y subidos a un avión de Iberia próximo a despegar en dirección a Madrid.

A mi padre le dio un patatús del disgusto y mi madre, que fue del agit-pro durante la guerra, montó su tribuna y los pasajeros en pleno se indignaron junto con ellos. Tuvo que salir el piloto para ver que sucedía. Al enterarse, dijo: No se preocupen, que este avión no sale hasta que no los bajen. Todo el pasaje aplaudió.

Mi padre mejoró instantáneamente y mi madre, rauda, recogió el equipaje de mano. Los bajaron del avión. Ellos estaban convencidos de que estando en tierra resolverían el problema. Como sucedió.

Tuvieron que entrevistarse con el secretario del Departamento de Emigración y Policía dominicano, con el embajador y cónsul de España y con otras autoridades. El embajador de España finalmente les aclaró el motivo. La CIA había vendido un listado al gobierno dominicano de unas 900 personas que podrían resultar peligrosas ante la visita de los Reyes. El listado era el de los españoles adultos que habían sido repatriados de la URSS a partir de 1956. Como ya habían pasado 20 años de aquello, en la lista había un buen número de fallecidos. En el caso de mi padre tenían hasta el expediente de la “Brigada político-social” franquista.

El embajador explicó que no podía eludir la existencia de ese listado, por lo que tendrían que empezar a eliminar el “veto”, uno por uno a cada persona; y les correspondía a ellos hacerlo puesto que los que figuraban en la lista eran españoles. Prometió hacerlo, pero tal vez algún otro español se haya encontrado en semejante situación al intentar viajar a algún otro país. Quizá algún día lo sepamos. De momento, si de pronto tienen un impedimento absurdo al llegar a un país extranjero, están avisados.

Un amigo de mis padres solía decir: tener un expediente policial es como tener un lunar en la cara, cualquiera lo puede ver.

Por cierto, ¿saben si nuestro DNI tiene una numeración especial? En cierta ocasión, renovando el mío, el policía que me lo entregó ya tramitado me dijo: es una vergüenza que aun existan estos números.

Nadie me ha podido responder, pero lo cierto es que la numeración del mío es rara.

Aeropuerto de Las Américas, RD. Imagen: Lacreta, Wikipedia.

Aeropuerto de Las Américas, RD. Imagen: Lacreta, Wikipedia.

________________

 малина es colaboradora habitual de NR (один из наших).

Compartido

Memoria

Kúibishev

La Casa de niños en Kúibishevмалина *Kuíbishev, I Lo bueno de la jubilación es que te puedes dedicar a lo que te dé la gana. Estoy en fase “historiadora” y como no tengo que presentar credenciales me fijo en lo que me llama la atención y que, al menos yo, desconocía....

leer más

En busca del alma rusa

Pueblo de Tarásovka.малина *En busca del "alma rusa". Nunca he oído decir a un español: "tengo el alma española"; o a un francés decir que tiene alma francesa, etc.; solamente lo he oído entre gente que tiene que ver con Rusia, siendo o no ruso. ¿Qué es el “alma...

leer más

Blog de María Llanos

Carmen de los Llanos, 1942.Asociación "Niños de Rusia".  Carmen, Carlos y Virgilio de los Llanos en Leningrado, antes de la Gran Guerra PatriaEl blog de María Llanos. Asociación NR. Coincidiendo con la fecha histórica de la invasión nazi de la URSS, la periodista...

leer más